lunes, 24 de agosto de 2015

Cierra la caja.

¡Buenos días!
Iniciamos semana con este juego, sencillo y muy divertido para los peques que se inician en los primeros cálculos: CIERRA LA CAJA.

Este fin de semana publiqué en Instragram una foto y como ha tenido tanto éxito y me habéis preguntado tanto por el juego, dónde se compraba y cómo se jugaba... He decidido hacer una entrada para explicároslo todo.

Nosotros hemos conocido el juego este verano, en una visita a la nueva tienda de Tiger que han puesto en Murcia, lo ví y no me pude resistir (cada vez que voy  salgo cargada, jajaja).
No tenía ni idea de cómo se jugaba, pero sólo con ver su estructura, que era de madera, el precio... ni me lo pensé!!! Algún uso alternativo le podría dar si no me convencía el juego en sí, jeje! Pero si que nos ha gustado, ¡así que ya pensaré más adelante un uso alternativo!

Existen dos versiones del juego, hasta el número 9 y hasta el número 12. El de Tiger es hasta el 9. Son números móviles que debes ir cerrando (de ahí el nombre del juego). Viene con dos dados y una base verde de "cesped" para tirarlos. Pueden jugar todos los jugadores que lo deseen, pero mejor no más de 3-4 porque se hace pesada la espera.

Las reglas del juego son (bueno las nuestras, seguro que habrá quien juegue con alguna modificación):

- Se tirán los dos dados, ejemplo: sale 3 y 5. 

- Hay que sumar las dos cantidades que salen y hay varias opciones: 
1. Quitar los dos números que te han salido (el 3 y el 5).
2. Quitar una sola ficha con la suma total de los dos dados (8).
3. Quitar otros dos números, siempre que dé la suma total (7 y 1, 6 y 2, 4 y 4).

- Parece fácil... las dos primeras opciones son las que más utilizan los peques, pero cuando juegas te vas dando cuenta que hay utilizar estrategias. 

- Así que cada jugador debe tirar los dados tantas veces como le permita su ingenio y la suerte, cuando ya no puede seguir, suma los números que le quedan. Se apunta el total y después de "X" partidas, el que haya obtenido menos puntos, gana.

Buscando por la web, he visto que en la página de Aprendiendo Matemáticas nos explican como hacer uno con un estuche de toda la vida.

Y a través de Instagram, una compi de profesión me comentaba que se podía hacer el juego con tapones de leche, preparando una base y que se podían utilizar las 4 operaciones (suma, resta, multiplicación y división). El juego consistía en quitar los tapones al compañero, y cuando salían repetidos los dados entonces se restaban (por ejemplo: si sale 3 y 4 se suman y se quita el 7, pero si vuelven a salir 3 y 4 se restan y se quita el 1), si volvían a salir entonces se multiplicaban y si volvía a pasar se dividían (esto para más mayores).


Cómo veis, el juego da mucho de sí! Así que os animo a tener uno, ya sea comprado o casero, porque me ha parecido muy completo. Con él podemos trabajar la subitización del número (aspecto muy importante en el ABN), el conteo, además se mejora y trabaja el cálculo mental de manera lúdica.


Si te ha gustado esta entrada y te ha parecido interesante, puedes compartirla en tus RRSS.

¡Qué tengáis una feliz semana!




2 comentarios:

  1. Me gusta mucho el juego, parece que puede ser muy entretenido para los niños, ¡gracias por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les gusta mucho Carlota!!! Gracias a tí por comentar. Un abrazo

      Eliminar